>

Se cierra el cerco en torno a la suzukii

La fruta cultivada en campo abierto y en túneles sufre en creciente medida los estragos de la Drosophila suzukii, una plaga invasiva que afecta cada vez más a los agricultores europeos y americanos. Biobest fue la primera empresa de control biológico en desarrollar y comercializar un sistema de trampeo para la plaga, el cual ha demostrado ser la herramienta de monitoreo más eficaz, según avalan numerosos estudios independientes. Biobest no ha cesado de buscar una solución pionera de control biológico eficiente. Tras años de estudiar a sus enemigos naturales autóctonos, hemos identificado a la avispa parásita Trichopria drosophilae como una excelente candidata.

Desde hace unos años, los agricultores de frutas rojas y los viticultores de toda Europa se enfrentan a una nueva amenaza: la mosca del vinagre Drosophila suzukii. Esta plaga asiática es prima de nuestra mosca del vinagre (o de la fruta) europea, pero es mucho más dañina. La invasión comenzó en el sur de Europa, pero pronto se extendió por todo el continente. Las pérdidas en las cosechas se cuentan por millones cada año.

Uno de los problemas de la suzukii en particular es que la hembra pone los huevos en la fruta en maduración. Esto significa que puede causar daños extremadamente graves en las cosechas, y que resulta muy difícil controlar las larvas con pesticidas o con depredadores naturales. Actualmente existen varios sistemas en el mercado para monitorizar y atrapar a los adultos. Este mismo año, en el simposio que celebró Phytoma en Valencia, un grupo de expertos independientes presentó la Droso Trap™ de Biobest como el mejor método para capturar a la suzukii.

Todo este tiempo, el departamento de I+D de Biobest ha estado investigando exhaustivamente para identificar una estrategia de control biológico para la Drosophila suzukii. Durante más de dos años, la investigación se ha centrado en las avispas parásitas autóctonas. Biobest ha sometido a seis clases de avispas a un control intensivo. “El problema es que la suzukii es capaz de encapsular los huevos o larvas de muchas avispas parásitas nativas, de manera que no logran eclosionar”, afirma Felix Wäckers, director de I+D en Biobest. “Pero nuestro investigador dedicado a este proyecto ha encontrado una especie que es inmune a la encapsulación, y tiene el mismo éxito para desarrollarse en esta especie invasora que en las moscas del vinagre autóctonas”.

“Hemos probado varias cepas de Trichopria”, explica Wäckers. “Tras realizar extensas pruebas de laboratorio, hemos seleccionado a las que presentaban los mayores niveles de parasitismo. Además, hemos desarrollado un método único para producir eficazmente este insecto beneficioso de forma masiva”.

Actualmente estamos llevando a cabo pruebas de campo a gran escala en Bélgica, Francia e Italia, y esperamos resultados a finales de año. Wäckers: “Partiendo de esos resultados, seremos capaces de determinar el potencial de la Trichopria en condiciones comerciales. Somos conscientes de que los cultivadores y viticultores están ansiosos por encontrar una solución biológica para este problema. Estamos trabajando duramente para ser los pioneros en ofrecer esta clase de soluciones”, asegura Wäckers.

Hagamos que las cosas sean más fáciles para usted.

Le podemos seguir aconsejando si nos avisa dónde se encuentra y qué idioma prefiere usted. Gracias.

Sólo tendrá que hacerlo una vez (permitiendo cookies recordar sus preferencias).