>

Elegir calidad consiste también en elegir al socio adecuado

07/06/2019 - Meyers Softfruit lleva muchos años trabajando con Biobest en la polinización y el control de plagas con métodos naturales.

«Cuando mi padre fundó la empresa, en 1992, optó de inmediato por las soluciones biológicas en lugar de utilizar productos químicos». Así comienza el relato de Wim Meyers, actual gerente de Meyers Softfruit. La empresa es famosa por sus cultivos tratados con métodos biológicos y también por sus excelentes productos. 

«En 1992, la mayoría de los agricultores trabajaban casi exclusivamente con pesticidas. Nosotros, al comienzo, realizamos varias pruebas con Biobest: los resultados nos convencieron de inmediato de que debíamos optar por un planteamiento biológico. Mi padre era y sigue siendo un hombre progresista, pero, naturalmente, todo el mundo creyó que estábamos locos», dice Meyers. 

Modelo a Seguir

Hoy en día, esa percepción ha cambiado por completo. Meyers: «Recibimos visitas frecuentes de otros agricultores que quieren informarse de nuestro modo de trabajar. La solución biológica es más cara que los productos químicos, por eso muchos siguen mostrándose reticentes y quieren conocer de antemano los resultados (y verlos con sus propios ojos). Es comprensible, ya que es un método que requiere paciencia y confianza». 

«Los resultados del cambio no se ven de un día para otro —reconoce Meyers—. Algunas personas olvidan la importancia de respetar el equilibrio; con este método aparecen insectos perjudiciales más a menudo que cuando se usan pesticidas, pero son necesarios para preservar el ecosistema de los insectos beneficos. Se mantiene el equilibrio, y esa es la base del éxito. Por supuesto, si las plagas prevalecen, hace falta intervenir».

 Confianza y paciencia

«En ese sentido, nuestra asociación con Biobest es un éxito —dice Meyers—. Acuden como mínimo una vez por semana para comprobar cómo van las cosas. Nos proporcionan consejos específicos sobre posibles mejoras, y saben señalarnos los problemas antes de que se produzcan. Si tenemos un problema acuciante, su rapidez y su adaptabilidad nos permiten reaccionar a tiempo. Así se evita la pérdida de las cosechas». 

En Biobest, lo primero no son las ventas. «Es correcto —confirma Meyers—, son mucho más que meros vendedores. Son unos auténticos asesores, que nos conocen, conocen nuestras necesidades y nos ayudan en nuestro negocio. De este modo tenemos la cabeza y las manos libres para concentrarnos en nuestro trabajo y su calidad». 

Meyers cita de inmediato un ejemplo: «Hoy he visto trips en algunos cultivos. Mi primera reacción es comprar un cargamento de Orius, aunque a veces soy demasiado impulsivo. Siempre quiero emplear los métodos más contundentes, pero por suerte cuento con Biobest para templarme los ánimos y evitar que acabe introduciendo demasiados insectos». 

Un equilibrio que hay que proteger

Es importante preservar el equilibrio entre los insectos beneficos y los perjudiciales. Optar por el control biológico de plagas significa optar por un ecosistema. «Cada plaga tiene su contrincante. Por ejemplo, para los pulgones utilizamos Aphidoletes-System; para la araña roja, ácaros como Phytoseiulus-System; para los trips, Orius-System… Pero es importante confiar en la solución que proponga Biobest. Si introduces los agroquimicos irroneos, se derrumba el ecosistema y se pierde el equilibrio», dice Meyers. 

Partimos de la mejor calidad

La calidad es un pilar básico para Meyers Softfruit. La meta, por encima del rendimiento, es ofrecer productos cualitativos. También la continuidad y la sostenibilidad son pilares fundamentales de la empresa. «Y ese último pilar es algo que tenemos en común con Biobest —afirma Meyers—. También nos preocupa el aspecto ecológico: generamos electricidad y la reutilizamos, purificamos nuestra propia agua...» 

«Nuestros consumidores comparten esa preocupación. Todos los días, alguien nos pregunta si usamos pesticidas. Quieren que seamos coherentes: que todo sea fresco, cultivado sin pesticidas y, ante todo, sabroso. Y tienen razón». 

«Nuestros esfuerzos se reflejan en última instancia en el producto final. El consumidor está satisfecho, nuestros cultivos están en las mejores condiciones... La polinización y el control biológico de plagas no son la solución más barata, pero siempre producen los mejores resultados. Con ayuda de los consejos personalizados de Biobest, ofrecemos la mejor calidad año tras año».

Hagamos que las cosas sean más fáciles para usted.

Le podemos seguir aconsejando si nos avisa dónde se encuentra y qué idioma prefiere usted. Gracias.

Sólo tendrá que hacerlo una vez (permitiendo cookies recordar sus preferencias).